Municipalidad de Calle Larga y JUNAEB firman convenio para elaborar compostaje con residuos orgánicos en escuela Víctor Köerner

0
11

La comuna, es la tercera del país en aplicar este plan piloto que forma parte del Programa de Alimentación Escolar de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas.

          Elaborar compostaje a partir de los residuos orgánicos obtenidos de los alimentos entregados por JUNAEB a niñas y niños de la escuela Víctor Köerner, es el objetivo del plan piloto implementado en el establecimiento y que busca converger la alimentación saludable del alumnado y su vínculo con la sostenibilidad ambiental.

Para llevar adelante esta iniciativa, la Municipalidad de Calle Larga firmó un convenio con JUNAEB, convirtiéndose así en la tercera comuna del país en ejecutarlo.

“En las casas todos producimos basura orgánica y, por supuesto, en nuestros colegios donde el estudiantado recibe alimentación. El hecho que podamos avanzar en estos temas que son importantes para la comunidad viene a coronar el trabajo realizado desde la Oficina del Medio Ambiente para visibilizar estas materias en Calle Larga”, comentó la alcaldesa, Dina González.

También Tomás Morales, director Regional de JUNAEB, destacó la iniciativa.

“Creemos pertinente generar esta articulación que permita, por un lado, reutilizar los insumos que entregamos como programa y, por el otro, que estos sean parte de una metodología de aprendizaje para que chicas y chicos se concienticen sobre el cuidado del medio ambiente”, indicó Tomás Morales, director regional de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) en Valparaíso.

Para llevar adelante esta iniciativa desarrollada por el municipio y la JUNAEB, las manipuladoras de alimentos de los establecimientos educacionales recibirán una capacitación acerca del buen manejo de residuos biodegradables, su impacto ecológico y aporte nutricional.

En este sentido, la encargada de la Oficina del Medio Ambiente, Ornella Cicarelli, dijo: “Consiste, básicamente, en tomar los residuos de la cocina, tales como lechugas, tomates, zanahorias u otros que se iban a la basura, pero que ahora se guardarán en una compostera y vermicompostera. Así se generará compost y humus, ambos elementos se usarán en talleres de la misma escuela, ya sea en huertos y en procesos pedagógicos. Están adecuando la malla curricular para incorporar este trabajo”.

 

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.