Internos jugarán palín en la cárcel de Valparaíso

0
107

Actividad forma parte del proyecto denominado Trekan Kimün Mew y enfocado en los privados de libertad pertenecientes a pueblos originarios.

Más conocida como “La Chueca”, el palín es mucho más que un deporte mapuche. El sentido de éste, su cosmovisión y la práctica del mismo serán aprendidos por 33 personas privadas de libertad que participarán en el taller denominado Trekan Kimün Mew (caminando en al saber), cuyas clases comenzarán el próximo lunes en el Complejo Penitenciario de Valparaíso.

La iniciativa, creada por Libertad Manque y financiada por medio del Fondart, busca que los reclusos  y reclusas pertenecientes a alguno de nuestros pueblos originarios aprendan sobre sus raíces y valoren a sus antepasados e historia.

Esta será la segunda versión de la iniciativa que comenzó el año 2017. En su primer año se denominó “Trepan Kimün Mew” (despertar al saber) e incluyó talleres de: historia, medicina ancestral, poesía, derechos indígenas y políticas públicas. En esta ocasión las principales temáticas girarán en torno a la danza de pueblos originarios, sanación interior, palín y lengua mapuche y aymara.

Consultada sobre las clases de palín, la poetisa mapuche, Libertad Manque, afirmó que: “Lo va a hacer Walter Curilem, que es palife (profesor de palín), pues no cualquier persona enseña palín. No es solo el deporte, tiene toda una historia, una ceremonia, tiene un mundo atrás. Se enseña el encuentro de comunidad o personas. Históricamente el palín es una forma de encontrarse, de limar asperezas”.

“Este año se va a formar una agrupación indígena. Se van  formar hermanos internos que puedan replicar los conocimientos y vayan enseñando a los que vayan llegando a cumplir su condena. Va a haber un interno indígena que va a actuar como cabeza”, añadió la poetisa.

Además de Walter Curilem, los reclusos recibirán las enseñanzas de la yatichiri Silvia Vega Valiente. La representante del pueblo aymara será la encargada de enseñar su lengua y cosmovisión.

La posibilidad de que la población penal pueda acceder a estas iniciativas, pese a estar privados de libertad, fue destacada por el jefe del complejo porteño, comandante Walter Muñoz.

“Siempre vamos a apoyar y promover los talleres que vayan en beneficio de quienes se encuentran privados de libertad. Agradezco a Libertad por su constante preocupación por los internos que tienen ascendencia mapuche, aymara o de otro pueblo originario”.

El inicio oficial de este proyecto se efectuó este jueves a un costado de la sala DRAC del CP de Valparaíso y asistieron las seremis de  las Culturas, Artes y Patrimonio, Constance Harvey, Justicia y Derechos Humanos, Amaia Arraztoa, y de la Mujer y Equidad de Género, Valentina Stagno.

En la oportunidad Constance Harvey expresó que: “nosotros asumimos la responsabilidad del reconocimiento y resguardo de la herencia cultural. El traspaso y memoria del pueblo indígena, la cosmovisión mapuche y aymara, la oralidad, la medina, la poesía y la música. Esto representa una muy buena oportunidad de bienestar social y también, por qué no decirlo, de reinserción para todos nosotros, resignificándola desde la identidad cultural”.

La ceremonia de inauguración contempló la realización de un LLellepün a cargo del machi Christian Collipal y la yatichiri Silvia Vega. Durante la rogativa se pidió por las familias de los internos y por aquellos que formaron parte del programa y que ya cumplieron con sus condenas.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.