Guía para el cuidado de la ropa de invierno – ¿SABÍAS QUE DEBES LAVAR TU PARKA DE PLUMAS REGULARMENTE EN LA LAVADORA?

0
39
  • Materiales básicos para el abrigo y el aislamiento como las plumas, algodón, lanas, nylon, spandex, poliéster, GORE-TEX®, Regulator® y UPF exigen tratamientos diferenciados para mantenerse en óptimas condiciones.
  • Patagonia la marca de ropa outdoor te entrega las claves para que alargar la vida útil de tus prendas favoritas, evitando el consumo innecesario y dándole así un respiro al planeta.

Mientras las bajas temperaturas ya nos anuncian el arribo de un invierno marcado por el frío, vale la pena alistarse conociendo desde ya los cuidados que requiere la ropa de abrigo, a fin de protegernos de la mejor forma y extender la vida útil de las prendas. La marca de ropa outdoor Patagonia, a través del Programa Worn Wear, se la juega precisamente por el cuidado del vestuario, reparando la ropa dañada de la marca. Con esta iniciativa se busca a contribuir a salvar nuestro hogar, el planeta Tierra.

Como la preocupación parte por casa, te dejamos una detallada guía para mantener de la mejor forma la ropa de tu clóset, elaborada por Claudia Quilaleo, Costumer Service Manager de Patagonia quien  nos ayuda a desentrañar la información contenida en las etiquetas de lavado de la ropa.

¿Sabías que debes lavar regularmente tu parka de pluma? Debes lavarla por lo menos 3 veces en la temporada de invierno. Al estar sucia, la pluma se apelmaza, pierde su capacidad de guardar calor y comienza a romper las costuras. Debe lavarse en agua fría en máquinas de carga frontal con un detergente suave. A continuación, se seca en máquina sin calor o con baja temperatura (podría requerir más de un ciclo), con dos o tres pelotas de tenis dentro de la secadora para restaurar el plumón. Hay que estar atentos a NO utilizar cloro, NO planchar, y NO utilizar suavizantes.

Por contraste, las prendas GORE-TEX® deben lavarse en máquina de lavar con agua tibia (40º C) con detergente suave. Luego hay que enjuagar bien la prenda para que no le quede nada de detergente y no hay que utilizar suavizantes.

Para el óptimo cuidado de la ropa de algodón y algodón orgánico, el lavado debe realizarse en agua tibia o fría con un detergente suave en polvo (de preferencia no tóxico y biodegradable) y el secado debe ser al aire libre dentro de lo posible. Puedes usar una secadora con el calor al mínimo. (Secar al aire libre ahorra energía y reduce el impacto medioambiental).

Por otro lado, frente a las prendas de lana y en particular las primeras capas de Lana Merino, se aconseja el lavado en agua fría y luego secar en máquina a temperatura baja o secar en plano al aire libre. La cachemira requiere un poco más de cuidado, ya que debe lavarse a mano y en agua fría, pero usando un champú suave o un lavavajillas líquido con un pH menor a 7. Si usas detergente en polvo que requiera agua tibia para disolver, espera a que se enfríe nuevamente antes de aplicarlo en tu prenda. Deja que la prenda se remoje tranquilamente en una cubeta o mueve levemente la prenda dentro del agua, pero sin agitar, apretar o retorcer.  Luego del remojo, enjuáguala con agua fría hasta que el agua salga clara.  Suavemente saca el exceso de agua de la prenda. Este tipo de vestuario debe secarse al aire libre sobre una toalla en una superficie plana, estirándose a las dimensiones correctas que debería tener antes de secarse.

Respecto de la ropa de materiales como el Nylon y el Spandex, desde Patagonia, recomiendan lavar estas prendas en agua tibia o fría con un detergente suave en y secarlas al aire libre dentro de lo posible. Puedes usar una secadora con el calor al mínimo.

El poliéster, exige un lavado en máquina con agua tibia. Utiliza un detergente suave y sécalo al aire libre si es posible. También puedes usar una secadora a baja temperatura, pero asegúrate de sacarla rápidamente para evitar que se arrugue.

De cara a las prendas aislantes, útiles para protegerse del frío y el agua sobre todo al realizar actividades en el exterior, destacamos la importancia de mantener la ropa H2No® limpias para asegurar un rendimiento óptimo. Lava estas prendas en máquina de lavar con agua tibia (40º C) y con detergente suave.  Enjuágalas bien para que no le quede nada de detergente sobre la tela. No utilices suavizantes. Puedes secar estas prendas en secadora a baja temperatura. Esto te ayudará a renovar el tratamiento de repelencia al agua (DWR), el cual evita que la tela exterior se sature cuando te expongas a condiciones mojadas.

El aislante Primaloft®, también debe lavarse a máquina con agua tibia, usando el programa para ropa extra suave o delicada. Patagonia aconseja usar un detergente suave y secar al aire libre, además puedes usar una secadora con el calor al mínimo. Por otro lado, las prendas Regulator® deben ser lavadas en agua fría a tibia con un detergente suave secarlas en la secadora con temperatura baja.  Finalmente, las telas UPF que nos protegen de sol en lugares como la nieve, deben ser lavadas en agua fría y secadas en máquina a temperatura baja.

“El cuidado de nuestro planeta está en nuestras manos. Con pequeñas acciones podemos hacer un cambio importante. El cuidado de nuestras prendas alarga la vida útil de ellas y evita la compra innecesaria de nuevos productos. Te invitamos a ser consciente de lo que compras y a prolongar la vida útil de tus prendas favoritas para que puedan seguir acompañándote en nuevas aventuras”, enfatiza Claudia Quilaleo, Costumer Service Manager de Patagonia.

Si está roto, repáralo!

El programa “Worn Wear” de Patagonia te invita a darle una segunda oportunidad de vida a tus prendas outdoor. Esta iniciativa nacida en 2013, busca alentar a las personas a cuidar bien sus equipos y repararlos si es necesario. La idea es extender al máximo la duración de la ropa, de manera de rebajar el impacto ambiental que implica el consumo indiscriminado. A través de un taller ubicado en la tienda de Patagonia del Mall Sport y un carro de arrastre-taller, que recorre playas, centros de ski y otros eventos, se arreglan de forma gratuita distintas prendas de ropa outdoor, sin importar cuánto tiempo haya transcurrido desde la compra e incluso se incluye la reparación de prendas de otras marcas.

Al mantener nuestra ropa en uso solo por nueve meses más, podemos reducir las huellas de carbono, desechos y agua relacionada a su producción en un 20-30%, según datos del grupo WRAP, simplemente porque estamos fabricando y desechando menos.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.