Profesionales para el Patrimonio Cultural del mañana

0
63

Por: José Albuccó / académico de la Universidad Católica Silva Henríquez y autor del blog Patrimonio y Arte

Cuando queremos cursar un postgrado, diplomado o curso de educación continua, la mayoría de las veces evaluamos varios factores antes de elegir, como la calidad del cuerpo académico e institución o la rentabilidad de los futuros ingresos. Sin embargo, y especialmente en el ámbito patrimonial y educacional, se debería observar que el lugar seleccionado sea coherente con las políticas culturales públicas y muestre un compromiso por generar los cambios que el país requiere.

Existe un vínculo estrecho entre Educación y Patrimonio, porque la educación también tiene una clave patrimonial, que promueve el sentido crítico, la reflexión y la formación ciudadana, elementos que deben estar presentes en un postgrado de calidad académica. Es por ello que una formación de postgrado debe atender a objetivos transversales como proyecto de país. La ‘Educación para el patrimonio’ debe sensibilizar, conocer, comprender y valorar esta dimensión en contextos multiculturales.

Un aspecto sustancial que deben considerar quienes se forman en Patrimonio, y serán los profesionales del mañana en esta área, es que en una sociedad realmente democrática las personas son iguales en derechos y deberes. Sin democracia, no hay progreso ni desarrollo cultural.

Actualmente, se están requiriendo personas muy competentes en el área del patrimonio cultural, dado que las instituciones ligadas a este ámbito se encuentran en un proceso de modernización y actualización de sus categorías, de tal modo de otorgar una protección efectiva al Patrimonio Cultural en Chile mediante su identificación, conservación, puesta en valor, gestión y promoción.

En este sentido, la educación del futuro valorará el desarrollo y la capacidad creativa e innovadora, que fomente el pensamiento complejo, crítico y reflexivo. Quienes se desarrollen profesionalmente en los ámbitos de la gestión, conservación, restauración y difusión del patrimonio cultural deberán generar un aprendizaje colaborativo con la sociedad, junto a un adecuado uso de la tecnología y las competencias para una educación de futuro.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.