Los chilenos: patrimonios de la nación

0
107

Por: José Albuccó / académico de la Universidad Católica Silva Henríquez

Iniciamos dos semanas intensas en nuestro país, donde la memoria de los hechos que marcaron nuestra historia está abierta. ¿Qué valoramos en estos días de septiembre? ¿Los símbolos que nos han entregado o impuesto socialmente? ¿Los ritos y celebraciones? ¿Estos son un real contenido para el patrimonio de una nación?

En el entendido que el patrimonio cultural es un eje esencial para promover la paz y el desarrollo social, ambiental y económico sostenible, debemos recordar que el patrimonio de una nación reside en sus personas y su diversidad creativa. Es decir, por el solo hecho de ser una persona en este país se tiene un valor innato, el derecho al respeto por su historia, cultura y diversidad.

Chile, que parece el país más seguro de Latinoamérica, enfrenta a sus ciudadanos y ciudadanas, constitutivos de su patrimonio, a una profunda desigualdad social y cultural, muchas veces acompañada de violencia directa, simbólica y estructural, y otras veces silenciosa. Situación que genera inseguridad en su cotidiano, así como desapego y desconfianza con el otro. Una verdadera dicotomía nacional entre el parecer y el ser.

Esta desigualdad impacta en nuestro entramado social, nos hace perder la oportunidad de ser comunidad y construir un relato que nos involucre a todos y nos permita movilizarnos hacia los cambios con sentidos.

¿Cómo enfrentarán, durante septiembre, los líderes de nuestra sociedad esta dicotomía nacional entre parecer y ser? ¿Enfatizarán la cáscara o el contenido real? ¿Mirarán a largo plazo y con rostro humano a la comunidad, y valorarán a las personas como el patrimonio más importante de una nación?

Si bien el patrimonio de una nación está en sus personas, es una riqueza frágil. Una vez perdida no es recuperable, lo cual es aún más significativo dados los apremiantes desafíos a los cuales nos enfrentamos hoy como humanidad, donde a las históricas desigualdades se suma el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad. Momentos en que, como nunca, nos hace falta y urge un proyecto de nación para todos los chilenos y chilenas.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.