LA VIVENCIA DE DOS SIGLOS

0
19

Por: Hugo Pérez White

Nuestra historia está llena de episodios ingratos que han significado retrocesos en el diario vivir, que deben hacernos recapacitar y actuar más concienzudamente buscando el diálogo y el entendimiento, más aún, cuando hay opiniones contradictorias que impiden solucionar los problemas que tiene toda  sociedad.-

He vivido parte importante de dos siglos llenos de acontecimientos interesantes que causaron  sensación mundial por  su impacto en el bienestar de la humanidad, descubrimientos de elementos tecnológicos en el campo de la medicina que ayudaron a mejorar nuestra calidad de vida, utilización  de la ingeniería espacial para lograr en un esfuerzo extraordinario  la llegada del hombre a la luna, proeza  que se consideró fundamental para mejorar las comunicaciones las cuales se superaron considerablemente con la posterior colocación de satélites que circundaron la tierra.-

La televisión experimentó un desarrollo apoteósico cuyos resultados los estamos usando con grandes posibilidades de mejorar aún más las condiciones técnicas y el uso masivo de los productos elaborados que han llegado a nuestros hogares  gracias a la globalización que se vive en el mundo situación política y social que ha producido esta modalidad de vida por la instantaneidad de los acontecimientos que hoy tiene sumida a la población mundial en las calles del mundo exigiendo demandas sociales que otrora eran impensables.-

En el aspecto cultural fui testigo de dos acontecimientos mundiales que nos han llenado de orgullo y ellos fueron la obtención de los premios Nobel de Literatura a dos grandes poetas chilenos Pablo Neruda y Gabriela Mistral hechos que nos llenaron de alegría y que aún perduran  en la conciencia nacional y que las futuras generaciones no deben olvidar.-

Viví un siglo veinte con toda la energía que ofrece la juventud y tuve en este período mis mejores éxitos profesionales y también numerosas derrotas que frustraron muchas esperanzas y mis retinas se empaparon de imágenes maravillosas que el mundo tiene para ofrecer  que acrecentaron la visión globalizada del mundo y me ayudaron a comprender en mejor forma los problemas que hoy aquejan a los pueblos y a querer con mayor intensidad la tierra en que he nacido dejando para el siglo veintiuno una etapa de reflexión espiritual, pese, a la vertiginosidad que la actual juventud está tomando las decisiones y los métodos para lograr sus objetivos y abrir a este mundo una humanidad más solidaria y equitativa, ideales que  le dan a este siglo una impronta impredecible donde la unión de dos siglos hacen remecer las conciencias ciudadanas y este cuestionamiento colectivo es tan  impredecible en cuanto a sus consecuencias futuras que deseo lleguen realmente a conseguir la felicidad que se busca con tanto ahinco.-

Sin embargo, hoy vemos con estupor cómo los países se están alineando a favor y en contra de la política emprendida en Venezuela agudizando la estabilidad de los demás países de la región e incluso de Europa y del continente asiático.-

No cabe duda que hay problemas sociales profundos que los países deben resolver a la brevedad y eso hace levantar las conciencias de sus habitantes que levantan sus voces    en forma airada algunas veces, efecto de la propagación de las ideas a través de los medios sociales que son captadas al instante por los usuarios y las concentraciones callejeras o de otra índole se manifiestan de inmediato.-

¿Qué esperamos ahora que suceda en los próximos siglos para esta humanidad inquieta? La juventud, la ciencia y la tecnología tienen la última palabra.-

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.