Fondos pensionales: Ahorros usados antes del tiempo previsto

0
83

Por: Moris Beracha

Millones de ciudadanos latinoamericanos jamás llegaron a imaginar que los recursos aportados en los llamados “fondos pensionales”, tan de uso común en varios países de la región, iban a ser usados antes del tiempo previsto.

En virtud de que la capacidad económica de la población se ha visto fuertemente disminuida, y que el desempleo se ha instalado en un muy alto porcentaje de los hogares latinoamericanos, a las personas no les ha quedado más opción que recurrir a los recursos que, durante largos años, han invertido en los fondos de Prima Media o de Cuenta Individual.

Bajo el esquema de prima media, se aporta a un fondo sostenido por el gobierno en el que, luego del periodo establecido, se recibirá una pensión determinada de acuerdo con el promedio de remuneraciones recibidas.

Los de cuenta individual generalmente son administrados por empresas privadas, aunque otros pueden ser de composición mixta, y se depositan aportes que se acumulan mensualmente. Este dinero está sometido a la rentabilidad de carteras con inversiones de bajo o alto riesgo.

En el caso específico de Chile, recientemente se aprobó una medida que permite que los trabajadores puedan echar mano de hasta 10 % de sus ahorros en los fondos privados. Según la Superintendencia de Pensiones de ese país, 77% de los 11 millones de afiliados solicitó el retiro de parte de su dinero. Unos 5 mil millones de dólares han sido recibidos por cerca de más de 3,6 millones de afiliados.

En lo que concierne a Perú, unos 6 millones de afiliados estarán autorizados para retirar hasta 25% de sus ahorros, con un máximo de 3 .700 dólares por persona. Hasta el mes pasado, se habían entregado cerca de 6.800 millones de dólares. En República Dominicana, aunque no se disponen de cifras concretas, hay una propuesta de devolución de hasta 20% de los recursos en las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones).

Argentina es un tema particular, por cuanto en 2008 el gobierno eliminó las AFP y estas pasaron a ser propiedad del Estado. Según los entendidos, ha pasado a ser una especia de caja chica de gastos estatales y paraestatales.  En Brasil, para el mes de mayo, el déficit fue de 6.456 millones de dólares. El capital de los 369 fondos brasileños está estimado en más de 84.123 millones de dólares.

El patrimonio que por lo general se guarda para la vejez, está siendo usado antes de tiempo. ¿Será acaso esta situación el inicio de una etapa un tanto difícil para estos fondos? Mientras tanto, el ahorro de millones de personas sigue siendo empleado para paliar dificultades en tiempos de pandemia.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.