En época de pandemia, no todas las empresas pierden…

0
73

Por: Danilo Díazgranados

La tecnología ha sido, sin duda alguna, una de las grandes ganadoras en esta época de confinamiento. No obstante, ha habido empresas en otros ramos, que han escapado de la crisis, consiguiendo importantes beneficios monetarios y reputacionales.

Sin embargo, en la mayoría de estas historias de ganancias la tecnología está presente en toda transacción, y hace la diferencia. Es la que hace posible que los productos, bien sean físicos (pedir delivery de comida o adquirir algún bien) o virtuales (como descargar una película o una canción), lleguen a manos de los consumidores. El éxito se sostendrá en la estrategia, en cómo se conecten con clientes actuales y futuros. De ello depende, en gran medida, el éxito del negocio.

Ante la imposibilidad de reunirse para compartir una película en un cine o disfrutar de una obra de teatro, Netflix, ligada a la industria del entretenimiento en streaming, anunció que entre enero y abril, logró captar unos 16 millones de nuevos clientes, sobre todo en España e Italia.

Las ganancias de Amazon han sido una de las más fuertes, y la creciente demanda de pedidos le ha obligado a contratar a unos 175 mil trabajadores en todo el mundo. No obstante, los beneficios se verán diluidos por cuanto debe invertir una fuerte cantidad de dinero para la dotación de sus trabajadores de equipos de protección personal y efectuar jornadas de desinfección en sus grandes almacenes.

La empresa responsable de la plataforma Zoom ha visto crecer sus ingresos de una manera inesperada ante el auge de los encuentros virtuales, tanto profesionales como personales. El patrimonio de su director ejecutivo se ha duplicado en los últimos tres meses. Tesla y SpaceX, propiedad de Elon Musk, han ganado más de 8 mil millones de dólares desde marzo.

Grandes cadenas de tiendas por departamentos, tales como Costco y Walmart incrementaron sus ventas a través de plataformas de pedidos virtuales.

Las otras grandes ganadoras son aquellas dedicadas a la fabricación de material médico descartable tales como mascarillas y guantes. Un ejemplo de ello es 3M, que el año pasado reportó una pérdida de ganancias de 39% y actualmente su modelo de mascarilla N95 es el más solicitado a nivel mundial, ya que se considera una de las más seguras del mercado para evitar el contagio y la transmisión del Covid-19.

Los laboratorios, especialmente aquellos dedicados a la investigación para buscar una vacuna contra Covid, también han tenido un importante repunte en las cotizaciones en la bolsa de sus acciones.

En todo caso, lo que queda realmente claro en que en época de crisis, siempre hay ganadores y perdedores.

Ver notas relacionadas: blog https://medium.com/@danilodiazgranadosm1/

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.