AGRICULTORA DE SANTO DOMINGO MEJORÓ PRODUCCIÓN DE FRUTALES Y HORTALIZAS GRACIAS A PANELES SOLARES

0
82

En los últimos tres años, especialmente en la temporada pasada, la agricultora Irma Gaete Rojas, del sector Rinconada de San Enrique de la comuna de Santo Domingo, debió disminuir drásticamente el riego de sus 1,5 hectáreas de frutales y hortalizas. Los elevados precios del combustible (producto de la crisis energética mundial) hacían imposible el poder mantener el motor diésel que tiene para extraer agua de su pozo noria, lo que provocó una menor producción y la baja en las ventas de sus productos.

Esto la motivó a postular a un proyecto de riego del área INDAP San Antonio a través del Programa de Desarrollo Local, Prodesal, al que pertenece, por el que se adjudicó hace pocos días una batería de paneles solares que le permiten energizar la bomba de riego y contar con el agua necesaria para mantener en buenas condiciones sus cultivos lo que, en sus propias palabras, “le cambió la vida”.

“Esto es un adelanto grande. Estoy regando desde la semana pasada y me siento muy contenta con este proyecto, me cambió la vida. Ahora podemos regar todos los días y a la hora que sea. Antes de esto regábamos poco por economizar. El gasto en combustible era demasiado alto. Esto nos va a permitir ahorrar, regar mejor y tener una mejor producción y ventas”, confiesa esta agricultora.

PANELES SOLARES

El proyecto benefició una superficie aproximada de 1,5 hectáreas cultivables, destinadas al cultivo de frutales mayores, como, nogales, paltos, limones y duraznos, también una producción a menor escala de hortalizas como cebollas, sandias y porotos, entre otros. La iniciativa consistió en el bombeo solar de 6,3 kW de potencia desde el pozo donde se realiza el riego hasta el área de cultivos.

La instalación contempló 14 paneles solares, además de caseta de riego, donde funciona la bomba superficial y dos cabezales hidráulicos, uno que funciona con energía solar y el existente, que funciona con una motobomba en caso de emergencia. El proyecto demandó una inversión total de: $9.443.147.- con un incentivo de INDAP de $7.614.518.- y un aporte del agricultor de: $1.828.629.

“Este proyecto fue necesario porque en el sector del cultivo esta usuaria no tiene electricidad. Ella gastaba más de 100 mil pesos al mes sólo en combustible, por lo que se requería optimizar los recursos y su sistema de riego. Además, esto se complementó con el sistema de riego tecnificado que se adjudicó a través de INDAP hace un par de años. Este proyecto se enmarca dentro de nuestros énfasis prioritarios relacionados al trabajo que se desarrolla para enfrentar el cambio climático y la crisis hídrica y fortalecer la seguridad y soberanía alimentaria”, precisó el jefe de área San Antonio, Christian Vega.

 

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.