Valparaíso: Con marcha, comunidad educativa de Escuela Especial Gran Bretaña exigió pronta solución a sus demandas de infraestructura

0
252

Desde La Matriz hasta Plaza Victoria, padres, apoderados, docentes y estudiantes marcharon con el fin de dar a conocer públicamente la problemática que viven por la falta de un recinto adecuado para su desenvolvimiento en cuanto a infraestructura.

La comunidad completa de la Escuela Especial Gran Bretaña se manifestó en un recorrido por Valparaíso, pues ya están cansados de que sus demandas no sean escuchadas por la autoridad, ya que desde el comienzo del proyecto educativo han sido trasladados en cinco oportunidades, sin aún poder tener sede fija; considerando además que se trata de estudiantes con capacidades diferentes.

Con anterioridad, los padres han recurrido formalmente a entidades municipales y de Educación, sin tener ninguna respuesta concreta a la dramática situación que viven día a día, en cuanto a traslado, acceso, implementación e infraestructura adecuada, lo que no permite un desempeño docente, tampoco asegura la integridad de los educandos, y muchos menos la inclusión.

“BASTA DE QUE NOS ANDEN TRAYENDO PARA ARRIBA Y PARA ABAJO”

Silvia Pizarro, presidenta del Centro General de Padres de la Escuela Especial Gran Bretaña, indicó “mi molestia es porque estamos en las mismas condiciones. No hay ningún arreglo, ninguna posibilidad de llegar a algún acuerdo. Ellos están cerrados en que tenemos que irnos a la  Escuela Blas Cuevas, y de ahí no los sacamos. Recién, acabamos de tener una reunión. Nos pidieron que esperáramos hasta el lunes, lo vamos a hacer, pero ahí veremos qué acciones vamos a tomar, porque ya basta de que nos anden trayendo para arriba y para abajo con nuestros niños, porque ellos no lo merecen”, expresó molesta.

Por su parte, Magdalena Oliva, representante del Colegio de Profesores, detalló que “la Escuela Gran Bretaña está marchando porque necesitamos que nos ubiquen un espacio físico y de distancia adecuado para nuestros alumnos. El lugar al que nos quieren trasladar está distante del plan, lo que significa que muchos niños en sillas de ruedas no van a poder subir cerro arriba, pues no todos tienen transporte escolar”.

ESTABLECIMIENTO DEPLORABLE

Elizabeth Cariaga, madre de un estudiante con parálisis cerebral, tetraparesia espástica, epilepsia y que se alimenta por gastrostomía, manifestó que “estamos marchando para que nos entreguen la escuela que nos quitaron hace años, ya que en estos momentos los niños se encuentran en un establecimiento deplorable, donde la corporación no entrega ni siquiera mesas neurológicas. Nuestros niños tienen que estar en mesas comunes y corrientes, niños en sillas de ruedas, donde no hay un acceso, donde el colegio se llueve. Además, nos hicieron firmar un acuerdo obligado sobre que nos queríamos ir a otro establecimiento, cuando no es así”.

Al respecto, el abogado Leonardo Contreras, candidato a diputado por el Distrito N° 7, explicó que “desde hace unos meses, hemos apoyado a la Escuela Gran Bretaña en sus necesidades, requerimientos sumamente específicos y especiales que la Corporación municipal, al parecer, no está dispuesta a atender, y quiere realizar un traslado que al final significa una presión para los apoderados, que no han dado en ninguna circunstancia su venia con este traslado a la Escuela Blas Cuevas, donde es mucho más reducido el espacio y se tendría que implementar una doble jornada. Por lo tanto, nos reunimos con el encargado de Comunicaciones de la alcaldía ciudadana y le solicitamos que dentro del plazo de tres días hábiles (hoy, viernes y lunes) nos den una respuesta definitiva para las necesidades de esta escuela, que tienen que ser satisfechas lo antes posible”.

En este sentido, Pedro Sariego, candidato a senador por la Quinta Región, señaló que “ lo que se manifiesta en esta situación es que la autoridad no tiene sensibilidad para entender los requerimientos de los niños con necesidades especiales, especialmente en el caso de niños con sillas de ruedas o con parálisis cerebral. Hay una insensibilidad de las autoridades y de las personas encargadas de este tema. Las soluciones que dan de trasladarla al sitio que indican, Colegio Blas Cuevas, no puede ser más mala para poder hacer el traslado correcto de estos niños”.

Agregó que “al final del día, lo que está haciendo la Municipalidad es decir que no tiene recursos para atender estos casos de movilidad reducida, y espera que otra entidad se haga cargo. Como siempre, falta legislar en nuestro país sobre estos temas especiales, porque todo el aparato del Estado, y no solamente la Municipalidad, tratan todos estos temas como casos generales. Es decir, asigna algún tipo de recurso como que si fueran niños que se atienden en todos los colegios de Chile. No hace un subconjunto para estas situaciones especiales. Es en eso donde hay que meter recursos”, finalizó Pedro Sariego.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.