Por medio del teatro buscan prevenir el VIH y tuberculosis entre privados de libertad

0
97

Obra se presentó el pasado viernes en el establecimiento penitenciario de San Antonio  y continuará su recorrido este 17 de abril en la unidad de San Felipe.

Gendarmería posee protocolos de salud que se activan de forma inmediata frente a la detección de tuberculosis o VIH Sida entre las 4800 personas que se encuentran en algunas de las dependencias que la institución verde boldo posee y que forman parte de los subsistemas cerrado o semiabierto.

Este protocolo implica un trabajo conjunto con la seremi de salud, entidad que está desarrollando una iniciativa buscan prevenir estas enfermedades al interior de los establecimientos penitenciarios. Se trata de una obra de teatro por medio de la cual se intenta crear consciencia entre los internos para que se realicen exámenes preventivos o informen cuando padezcan alguna de estas enfermedades o presenten síntomas de las mismas.

El relato teatral se presentó el pasado viernes en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Antonio. En éste se cuenta la vida de Carlos, un recluso al que se le descubre tuberculosis y VIH. Esta situación lleva a que se deba realizar exámenes su núcleo familiar, el cual se ve envuelto en una serie de infortunios producto del ocultamiento de información.

Respecto al actuar de Gendarmería ante el descubrimiento de un  interno con alguna de estas enfermedades, el jefe del CCP de  San Antonio, coronel Raúl Arellano Blanco, sostuvo que: “Cuando tenemos esa pesquisa de TBC tenemos un protocolo donde tenemos que comunicar al encargado de salud regional y él dispone el inmediato traslado a un sector de aislamiento (del hospital penal) en el Complejo Penitenciario de Valparaíso. Aparte de la persona que sufre la tuberculosis se le toman exámenes al núcleo que a diario pernocta o vive con él”.

En el caso del VIH, expresó el coronel Arellano, se inicia el tratamiento respectivo o se continúa con el que mantenía en el exterior.

Respecto al traslado de enfermos, el coordinador regional de salud de Gendarmería, Luis Núñez, detalló que: “Todo interno que sea diagnosticado con un exmaen para TBC pulmonar positivo, ya sea por basiloscopia o cultivo positivo, se procede a su asilamiento de forma inmediata en el hospital penal y ahí cumple una terapia de tratamiento de fase diaria hasta que se negativiza su examen y puede ser regresado a su unidad de origen”.

Esta metodología tiene  su inicio en los programas Adolescente y de Equidad de Género de la seremía de salud y frente al éxito que tuvo en los establecimientos educacionales se decidió extenderlo a poblaciones vulnerables, como lo es la de privados de libertad.

Viviana Ledesma, encargada del programa VIH de la seremi de salud de Valparaíso, expresó que: “Quedamos con el compromiso de hacer una toma de muestra tanto de tuberculosis como VIH desde el Cesfam Barrancas. Además, vamos a hacer capacitación en consejería, tanto para el personal de salud como el uniformado, y así darle algunos tips de cómo aconsejar, de cómo orientar, a la persona que se LES acerque con alguna duda respecto a VIH”.

La obra de la compañía Peripecias continuará su recorrido por los establecimientos penitenciarios de la región este 17 de abril, cuando llegue hasta el CCP de San Felipe. Nueve días más tarde serán los reclusos de la unidad de Los Andes quienes aprenderán la importancia de prevenir estas graves enfermedades.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.