¿Sedentario? Consejos para contrarrestar los riesgos cardiovasculares

0
169

El sedentarismo, de alta incidencia en Chile, es uno de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. En el Mes del Corazón, dos especialistas aconsejan formas de prevención por sobre este rasgo social.

Según la última Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Salud (2016-2017), un 86,7% de los chilenos son sedentarios. Cifra relevante si se considera que es uno de los factores de riesgo cardiovascular y, por tanto, puede provocar cardiopatías coronarias, hipertensión y accidentes encéfalo vasculares. En este Mes del Corazón, el tema adquiere relevancia entre la mayoría de la población.

Si bien existen otros factores de riesgo, como la hipertensión, la diabetes, la edad, el sexo, la herencia de patologías cardiovasculares de los padres, el tabaquismo, la obesidad y una mala alimentación, pues los hidratos de carbono y las grasas saturadas obstruyen las arterias, el sedentarismo es una constante muy marcada en la sociedad chilena.

Respecto de la forma de contrarrestar este factor de riesgo, considerando que el sedentarismo es difícil de modificar, Juan Carlos Palma, médico cardiólogo de Nueva Clínica Cordillera, es enfático. “Yo creo que la única forma es concientizar. Yo les digo a mis pacientes que hagan ejercicio todos los días, por lo menos 15 minutos, aunque sea caminar”, indicó.

El especialista recalcó que, para ello, es necesario incentivar la actividad física en los colegios, en especial, frente a la dificultad que significa el creciente interés de los niños por las consolas de videojuegos.

En la misma línea apunta el Dr. Marcelo Paine, director médico de Clínica Los Leones, pues, en su opinión, “el control de la hipertensión y la diabetes, entre otras enfermedades, si se mantienen a raya, generan estrategias para lograr una vida más sana y, por consiguiente, crear hábitos de autocuidado que contribuyen a equilibrar positivamente otros factores de riesgo, como el sedentarismo”.

Palma, por su parte, destacó las cualidades de los hábitos alimentarios en este sentido. El cardiólogo afirma que existen muchos alimentos saludables para el corazón, por lo que recomienda aumentar frutas y verduras, pues tienen antioxidantes, comer legumbres dos o tres veces a la semana, incrementar el consumo de pescado, ya que tiene Omega 3, y evitar los alimentos grasos, como carnes y, con mayor énfasis, las cecinas.

“Éstos últimos son abundantes en colesterol, el cual se adhiere a las arterias y obstruye la circulación sanguínea. También se deben evitar los hidratos de carbono, como las papas y masas, en especial después de las seis de la tarde”, detalló el especialista de Nueva Clínica Cordillera.

El director médico de Clínica Los Leones coincide en este punto y calificó a la alimentación sana como uno de los pilares de la prevención cardiovascular, dado que evita el aumento del colesterol y el surgimiento de la hipertensión, acciones que todas contribuyen a disminuir los factores de riesgo.

Panorama de las enfermedades del corazón

“En Chile, como en la mayoría de los países en desarrollo, las enfermedades cardiovasculares están en aumento. Aquí, a excepción del tabaquismo, todos los factores de riesgo han ascendido, lo que incrementa este tipo de patologías”, señaló el cardiólogo de Nueva Clínica Cordillera.

Mientras que el Dr. Paine, considera que “tanto las entidades públicas como las privadas se han dedicado, sistemáticamente, en el último tiempo a tratar de concientizar a la población con diversos tipos de campañas sobre la importancia de poder manejar estas enfermedades, que son la primera causa de morbi- mortalidad en Chile y el mundo. Por lo mismo, es importante que las personas se hagan los exámenes preventivos y no acudir al médico sólo cuando se presenta un accidente”, indicó.

Posteriormente, señaló que “siento que las generaciones menores han tomado conciencia respecto de la prevención en cuanto al sedentarismo, al tabaquismo, y las enfermedades que contribuyen a desencadenar accidentes cardiovasculares”.

Sobre la orientación general que entregan los profesionales a los pacientes, el cardiólogo recomienda no fumar, considerando que, a diferencia del alcohol, que en cantidades moderadas es vasodilatador, el tabaco no contribuye en nada a la salud. “Las personas tiene que hacer actividades para disminuir el estrés: ejercicio físico, si es posible al aire libre. Hacer cosas que nos den placer, pues disminuye el estrés y se secretan endorfinas, que son las hormonas de la felicidad: cantar, bailar, leer, lo que a uno le guste, o las relaciones sociales. También, en la alimentación, disminuir la sal y los alimentos procesados”, aconsejó.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.