Crece la polémica: Empresa anuncia vacuna contra el COVID-19 y EE.UU adquiere la totalidad de la producción del fármaco

0
180

Estados Unidos, el país del mundo más afectado por la pandemia de coronavirus con más de 2,6 millones de casos confirmados y 127.000 fallecidos, ha comprado casi todas las existencias del medicamento remdesivir, uno de los fármacos que han mostrado su efectividad frente al covid-19.

El Departamento de Salud de EE.UU. se ha asegurado la compra de más de 500.000 tratamientos de remdesivir de la farmacéutica estadounidense Gilead Sciences para los hospitales estadounidenses hasta septiembre.

En concreto, el volumen adquirido supone el 100% de la producción de julio, y el 90% de agosto y septiembre.

«El Presidente Donald Trump ha logrado un increíble acuerdo para asegurar que los estadounidenses tengan acceso a la primera terapia autorizada para el covid-19. Hasta donde sea posible, queremos garantizar que cualquier paciente estadounidenses que lo necesite lo pueda obtener», dijo en un comunicado el secretario de Salud, Alex Azar.

El remdesivir, una terapia experimental que empezó a desarrollarse en 2009 y se puso a prueba con pacientes del ébola a mediados de la década pasada, se ha autorizado de emergencia para el coronavirus SARS-CoV-2 porque un ensayo clínico estadounidense mostró que ese fármaco acorta el tiempo de recuperación en algunos pacientes.

El fármaco se vendería a 390 dólares el vial para los Gobiernos de países desarrollados, lo que elevaría el precio del tratamiento más habitual a 2.340 dólares por paciente y el de las terapias más largas a 4.290 dólares.

CRÍTICAS:

La crítica ha sido mundial sobre el acceso igualitario a los medicamentos y preocupaciones sobre el acceso a los mismos, especialmente en regiones en las que las tasas de coronavirus siguen siendo elevadas o en las que se han visto nuevos brotes.

Así, Ohid Yaqub, académico de la Universidad de Sussex, dijo que se trata de «una noticia decepcionante» y «no necesariamente por la escasez que implica para otros países, sino porque indica claramente la falta de voluntad de cooperar con otros países, y el efecto escalofriante que tiene en los acuerdos internacionales de derechos de propiedad intelectual».

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.