Equinoterapia: El tratamiento gratuito que rehabilita exitosamente a niñas y niños con discapacidad de Calle Larga

0
33

La esperanza galopa sin cesar en los corazones de siete pequeños jinetes y sus familias, encontrando en este taller un espacio de apoyo y fortalecimiento. Trastornos del Espectro Autista y otras condiciones son atendidas cada sábado, desde inicios del año pasado en una instancia que cumple un rol pedagógico, deportivo, medicinal y psicológico.

La actividad es fruto del trabajo entre la Oficina de Discapacidad de la Municipalidad de Calle Larga y el centro ecuestre, “Pasión a Caballo”, de San Esteban. Esta terapia complementaria, de origen europeo, mejora las vidas de pacientes con múltiples trastornos de tipo emocional, neurológico, intelectual y/o social. Mediante el vínculo con caballos y los movimientos de estos, niñas y niños callelarguinos avanzan en su reeducación psicomotora.

“El centro ecuestre, ‘Pasión a Caballo’, trabaja tanto la equitación como la terapia con caballos para niñas y niños con discapacidad. Y ahí es cuando nosotros como municipio gestionamos con el centro la inclusión de usuarios/as de la comuna con algún tipo de condición, los cuales, incorporan esta terapia complementaria a sus tratamientos particulares”, explicó Merilyn Barrera, encargada del Depto. de Discapacidad de Calle Larga.

“La niña o niño ya subiéndose al caballo trabaja su cuerpo. El caballo, con sus cuatros movimientos naturales de los dos miembros delanteros y traseros, transmite el calor hacia arriba. El trabajo terapéutico relaja, estimula la motricidad fina y la concentración en un entorno natural. Además, entretiene aunque ellos no estén trabajando específicamente la motricidad fina, pues el mismo movimiento la desarrolla indirectamente”, indicó Rodrigo Córdova, profesor de equitación.

Entre las exigencias está la gimnasia libre, reloj, apoyo para montar, abrazar a los caballos para flexionar hacia adelante y acostarse de espaldas, entre otros aprendizajes progresivos, añadió el especialista ecuestre.

Según Ana Linares, abuela de León (niño con Trastorno del Espectro Autista), se trata de un programa beneficioso que “ha tratado el equilibrio, algo que costó a las y los chicos al principio. Logran armonizar con el caballo, aprenden a montar y se relacionan socialmente. Generalmente, los niños y niñas TEA no socializan, pero acá tenemos un grupo bien compacto. Desde el comienzo he visto la evolución de cada uno. León, mi nieto, hoy es hábil con el caballo de forma independiente”.

Linares enfatizó que la experiencia con los instructores es ejemplar. “Se portan un siete, le ponen todo el empeño y amor. Brindan motivación y tienen paciencia, porque tampoco se puede forzar si el niño o niña no tiene ganas de participar en algún momento. La idea es reconectarse con el entusiasmo y mantenerlo”, concluyó.

Dado el éxito de las inscripciones en el taller, se informó que no hay cupos disponibles en este momento; sin embargo, se habilitarán con previo aviso hacia la comunidad callelarguina. Quienes se interesen por el programa de equinoterapia, deben acercarse al Departamento de Discapacidad, ubicado en el edificio de Desarrollo Comunitario (DIDECO), Calle La Pampilla #164. Más información será publicada en las redes sociales del municipio.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.