Urgenciólogo explica cómo reaccionar frente a un paro cardiorrespiratorio

0
28

Por: Dr. Alfredo Labarca / urgenciólogo y jefe de Operaciones de HELP.

“Ante eventos de este tipo se debe realizar compresiones torácicas al corazón lo antes posible, en cuanto se detecta que existe un paro cardiorrespiratorio, ya que todavía queda sangre oxigenada en el cuerpo, hay que iniciar reanimación cardiopulmonar pronto para que llegue a los órganos vitales”, asegura el Dr. Alfredo Labarca, urgenciólogo y jefe de Operaciones de HELP.

Agosto de 2019.- La Reanimación Cardiopulmonar (RCP), es una técnica de primeros auxilios que puede ayudar a mantener a alguien con vida en caso de accidente y antes de que llegue la ambulancia. Los estudios muestran que una RCP correctamente realizada, puede mejorar significativamente su recuperación. El Dr. Alfredo Labarca, urgenciólogo y jefe de Operaciones de HELP, explica que “la finalidad de la RCP es mantener la función del corazón de forma artificial mediante compresiones en el pecho mientras llega la asistencia sanitaria y, a ser posible, intercalar dos ventilaciones boca a boca cada 30 compresiones” o realizar solo compresiones en reanimador no preparado puede salvar vidas.

Según el especialista, “ante eventos de este tipo se debe realizar compresiones para que el corazón pueda continuar su función de bomba lo antes posible, en cuanto se detecta que existe un paro cardiorrespiratorio, ya que todavía queda sangre oxigenada en el cuerpo que hay que movilizar pronto para que llegue a los órganos vitales”. (ver infografía más abajo).

¿Cuáles son las maniobras básicas de RCP?

-Verificar si hay respuesta de la persona. Sacudirla suavemente. Observar si se mueve o hace algún ruido. Preguntarle gritando: “¿te sientes bien?”

-Llamar al 131 u otro teléfono de servicios de Rescate si no hay respuesta. Pedir ayuda y enviar a alguien a pedir atención médica.

-Poner a la persona cuidadosamente boca arriba en una superficie dura. Si existe la posibilidad de que la persona tenga una lesión en la columna, dos personas deben moverla para evitar torcerle la cabeza y el cuello.

-Abrir la vía respiratoria. Levantar la barbilla con dos dedos. Al mismo tiempo, inclinar la cabeza hacia atrás empujando la frente hacia abajo con la otra mano.

-Realizar compresiones cardíacas o torácicas:

-Poner la base de una mano en el esternón, justo entre los pezones

-Poner la base de la otra mano sobre la primera mano

-Ubicar el cuerpo directamente sobre las manos

-Comenzar a comprimir, permitiendo cada vez que el pecho se levante completamente. Estas compresiones deben efectuarse de manera rápida y fuerte sin pausa a un ritmo a lo menos de 100 a 120 compresiones por minuto.

-Ya no se recomienda perder tiempo dando respiración boca a boca por lo cual debe continuar con las compresiones hasta que llegue la ayuda.

Si la persona comienza a respirar de nuevo por sí misma, se le debe colocar en posición de recuperación, verificando periódicamente la respiración hasta que llegue la ayuda.

Para tener en cuenta:

Si la persona tiene respiración normal, tos o movimiento, NO se deben iniciar las compresiones cardíacas, porque al hacerlo se puede causar un paro cardíaco.

A menos que el socorrista sea un profesional de la salud, NO debe verificar si hay pulso. Solo un profesional de la salud está entrenado apropiadamente para hacer esto.

¿Qué cosas debemos tener en consideración a la hora de hacer un RCP en adulto mayor?

La respuesta a la reanimación cardiopulmonar va a ser distinta en un adulto mayor que en un adulo joven. En el primer caso,  muchas veces no se logra revertir el estado de paro cardiorrespiratorio, por lo que tienen menor probabilidad de sobrevida después de realizada la reanimación.

¿Cuál es la diferencia entre paro cardiorrespiratorio y paro respiratorio?

“En un paro cardiorrespiratorio se detiene la actividad cardíaca y respiratoria que determina que no llegue sangre con oxígeno a los distintos tejidos del cuerpo y esto es incompatible con la vida”, explica Labarca.

El evento primario de este paro puede ser:

Cardíaco: donde la circulación se detiene y todos los órganos vitales quedan privados de oxígeno instantáneamente. Segundos después la respiración cesa como consecuencia.

Respiratorio: cuando esto ocurre, el corazón y el aire contenido en los pulmones pueden continuar oxigenando la sangre y manteniendo un adecuado transporte de oxígeno al cerebro y otros órganos vitales por unos minutos pero al cabo de un tiempo se añade un paro cardíaco como consecuencia de la falta de oxígeno que está llegando al corazón.

¿Cuál es la diferencia entre un RCP y un RCP básico?

Existe una reanimación cardiopulmonar básica y una avanzada.

El Dr. Labarca explica que la RCP básica se realiza en el mismo lugar donde ha sucedido el paro cardiorrespiratorio, no es necesario ningún tipo de equipamiento, ya que todo el proceso es manual y debe saber aplicarlo cualquier ciudadano.

Es imprescindible que la reanimación cardiopulmonar básica se inicie en los 4 primeros minutos de evolución y que termine cuando el paro cardiorrespiratorio finalice y se haya recuperado la respiración y la circulación.

Si no se logra respuesta con la reanimación básica se procede a la RCP avanzada la cual debe realizarla equipo de salud con formación específica,

Debe poder ser aplicada tanto en el estamento médico como el personal de enfermería de urgencias o cuidados críticos.

Esta fase se iniciará en los primeros 8 minutos de evolución de la víctima y debe terminar cuando la víctima haya recuperado la respiración y la circulación espontánea, tratando a continuación la causa desencadenante. Consta de equipamiento para ventilación, desfibrilador, equipo para intubación y para proceder a encontrar vías, suero, y medicamentos.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.