Una favela llamada Chile

0
66

Por: Rafael Videla Eissmann

Los portentos del progreso y del sistema político-económico imperante brillan sobre el “nuevo Chile”: La sociedad en la cual predominaban los valores de individuos guiados por la hidalguía, la sobriedad y el sentido de trascendencia fue transformada en una masa sin Dios ni ley; una turba vulgar y degenerada, corrupta e hipócrita donde rigen los delincuentes, los traficantes y drogadictos; abundan los mercachifles, los estafadores, los “opinólogos”, los vende-patrias, los adictos a las “redes sociales”, los “nuevos chilenos” y sus ghettos verticales –y cuanta bazofia se pueda concebir en nombre de los derechos– y de los transformistas políticos que repiten a pies juntillas los dictámenes del marxismo cultural: “Todas y todas”, “todes” (!), “igualdad”, “justicia”, “democracia”, la “gente” y la manoseada “dignidad”… Pero absolutamente NINGUNO es parte de la genuina tradición y cultura chilena –¡imposible que lo fueran!–. Pues la antigua y venerada tierra de los araucanos y sus descendientes, la raza chilena, ha sido transformada en una maldita favela del Nuevo Orden Mundial.

 

 

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.