Picaduras de arañas, abejas y avispas: las más temidas del verano

0
195

Por: Dr. Gustavo Valderrama, Jefe de Servicio de Urgencia Materno Infantil de Clínica Dávila

Las diversas actividades al aire libre que nos permiten disfrutar el verano también nos exponen a las molestas, y a veces peligrosas, picaduras de insectos. En la mayoría de los casos, el tratamiento para estos incidentes se puede realizar en casa, sin necesidad de ir hasta un centro asistencial pero otras requieren atención. Frente a esto, el Dr. Gustavo Valderrama, Jefe de Servicio de Urgencia Materno Infantil de Clínica Dávila, explica cómo reaccionar cuando se trata de arañas de rincón o avispas.

En un asado familiar o un día de piscina con amigos, lamentablemente no pueden faltar las arañas, abejas y avispas, entre otros insectos. Por lo general, son mordeduras o picaduras leves que pueden producir enrojecimiento, picazón, ardor o aumento de volumen. El jefe del Servicio de Urgencia Materno Infantil de Clínica Dávila, Dr. Gustavo Valderrama, señala que, si bien las picaduras de insecto tienden a tener una buena evolución, en algunas ocasiones pueden infectarse. “Existen casos más complejos que pueden verse en picaduras de abejas y avispas que a veces generan graves reacciones alérgicas como el shock anafiláctico que sin tratamiento es mortal”.

Por otro lado, una mordedura de araña de rincón produce una brusca sensación punzante en la piel. En estos casos puede ser grave debido a que los arácnidos pueden producir un loxocelismo cutáneo con complicaciones en piel, riñones y sangre u otros tipos de enfermedades neuro respiratorias. Frente a esto, el especialista de Clínica Dávila aconseja lavar la zona con abundante agua y jabón disminuyendo así la probabilidad de infecciones y consultar a urgencias. También recomienda aplicar frío local para reducir la inflamación y calmar el dolor. Por último, si es posible guardar en un recipiente al insecto involucrado se recomienda hacerlo, en especial si es un arácnido o un alacrán.

Para evitar cualquier emergencia, el Dr. Valderrama recomienda agitar y revisar toda la ropa al momento de vestirse; sacudir las toallas; separar las camas de los muros; sellar con silicona las ranuras de puertas y ventanas; y realizar aseo prolijo en el hogar, especialmente en los lugares oscuros y con poca luz como el clóset, muebles y bodegas.

Síntomas:

Según el jefe de Servicio de Urgencias Materno Infantil de Clínica Dávila, se debe acudir al médico si se presenta alguno de los siguientes síntomas:

Ø  Dificultad respiratoria.

Ø  Labios y/o parpados hinchados.

Ø  Sensación de cuerpo extraño en la garganta o dificultad para tragar saliva, líquidos o comida.

Ø  Mareos, desmayos o desorientación.

Ø  Latidos cardiacos rápidos o “palpitaciones”.

Ø  Urticaria.

Ø  Sensación nauseosa, calambres o vómitos.

Recomendaciones:

En cuanto a las recomendaciones frente a una picadura de insecto, el Dr. Valderrama señala lo siguiente:

Ø  Alejarse del lugar donde fuimos atacados evitando más mordidas o picaduras.

Ø  Si hay un aguijón visible debe ser retirado.

Ø  La picadura o mordedura debe ser lavada con abundante agua y jabón disminuyendo la probabilidad de infecciones.

Ø  Es recomendable aplicar frio local con unidades refrigerantes o con una bolsa plástica con hielo que reduce la inflamación, calma el dolor y disminuye la picazón.

Ø  Si la mordida o picadura se ubica en una extremidad, es bueno mantener ésta en alto.

Ø  Existen cremas en el mercado en base a calamina y difenhidramina que pueden ser aplicadas cada 6 a 8 horas en la zona afectada si y solo si la lesión no ha roto la piel o está sangrando. No se recomiendan cremas en embarazo o lactancia. No deben ser utilizadas si alguna vez han generado alergias.

Ø  El uso de antihistamínicos puede disminuir la picazón, sin embargo, deben ser prescritos por un médico sin caer en la automedicación, en especial en niños.

Ø  Si es posible guardar en un recipiente al insecto involucrado se recomienda hacerlo, en especial si es un arácnido o un alacrán.

Ø  No debe succionarse el veneno o abrir ningún tipo de herida provocada por un insecto con el fin de “extraer el veneno”. Esto no tiene utilidad y puede generar complicaciones.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.