Pandemias, la historia se repite

0
303

Por: Jos茅 Albucc贸 / acad茅mico de la Universidad Cat贸lica Silva Henr铆quez y autor del blog Patrimonio y Arte.

A trav茅s de la historia, diversas epidemias han acabado con la vida de millones de personas en todo el mundo. El admirado artista Gustav Klimt, autor de la obra El beso (1907-1908), s铆mbolo del total acercamiento f铆sico en la intimidad, falleci贸 en 1918 por la llamada 鈥淕ripe Espa帽ola鈥, una de las pandemias m谩s letales de la historia de la humanidad hace 102 dos a帽os.

Mucha gente pereci贸 a causa de esta enfermedad y adem谩s, el miedo era tal, que hubo quienes murieron de hambre porque nadie se atrev铆a a acercarse a un enfermo.聽 El mundo ya hab铆a sufrido pandemias letales como la peste bub贸nica, que asol贸 Europa en el siglo XIV o la llamada 鈥減este de Atenas鈥 en el 430 a帽o a. C.

驴Qu茅 se recomend贸 hace 100 a帽os como medidas sanitarias? Guardar reposo en la cama, ingerir una dieta sana, retraso del inicio de los cursos escolar y universitario y suspensi贸n de las ferias y fiestas del inicio del oto帽o. Actualmente, ser铆an el aislamiento en el hogar, alimentarse adecuadamente, educaci贸n virtual para no generar aglomeraciones en los centros educativos y el cierre de mall y centros de entretenci贸n. La vida tiene sus semejanzas a lo largo de la historia.

En el Chile entonces, en tanto, se apel贸 a una de las herramientas m谩s utilizadas por la medicina moderna en la lucha contra las epidemias: la educaci贸n higi茅nica. La prensa de la 茅poca fue muy activa, como hoy lo son las redes sociales, en informar que la efectividad de las medidas sanitarias no depend铆a tanto de los m茅dicos, sino en que cada ciudadano aplica estos consejos.

As铆, la prensa, por citar un ejemplo, public贸 una serie de 芦reglas que la ciencia recomendaba禄 para hacer frente a la influenza, entre las que destacaban: una alimentaci贸n sana en todo sentido; velar por el aparato respiratorio evitando 芦atm贸sferas confinadas禄 como caf茅s, tabernas y todo espect谩culo p煤blico; cultivar la oxigenaci贸n,聽 y la limpieza de las ropas y utensilios que estuvieran expuestos al contacto con los enfermos, muy semejantes de las que se aplicaban en otros pa铆ses, y que hoy siguen teniendo plena vigencia.

Tanto entonces como hoy la implementaci贸n de las acciones de higienizaci贸n trastoc贸 la vida habitual de la ciudad y sus habitantes. Un activo despliegue de difusi贸n de normas higi茅nicas que incluso propon铆an restringir ritos sociales como el saludo de mano y la conversaci贸n a corta distancia, o actos de la vida 铆ntima como besarse.

Pronto ciudadanas y ciudadanos volveremos a estar cerca, abrazarnos聽 y besarnos como en ese hermoso cuadro de Gustav Klimt. Esa es la esperanza en medio de la pandemia por COVID-19 que, seguramente al igual que hace m谩s de 100 a帽os con la 鈥済ripe espa帽ola鈥, vino a cambiar nuestras vidas, haci茅ndonos valorar aspectos que olvidados o desechados por la vor谩gine de una modernidad que mostr贸 su fragilidad.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.