La felicidad

0
53
Por: Hugo Pérez White

Por: Hugo Pérez White

A propósito de la felicidad, estábamos conversando al respecto con mi esposa en el living de nuestra casa con una estufa a leña que daba el calor necesario para calentar el ambiente e iniciar la conversación sobre la felicidad en un día helado de Coyhaique y haciendo una retrospección a nuestro pasado personal y las vivencias de cada cual, nos dimos el tiempo para juzgarnos a nosotros mismos y empezamos a hurgar nuestros sentimientos y de a poco fueron aflorando instantes de nuestras vidas y ante la pregunta de cuál había sido su momento de mayor felicidad, recapacitó un momento y dijo, algo sonrojada aún por aquellos sentimientos muy profundos para la época que estábamos hablando y que lo llevaba guardado en su corazón por muchos años,  expresó   lacónicamente y sin ningún dejo de arrepentimiento en sus palabras,  que el momento más feliz de su vida había sido cuando pololeaba conmigo.- Como es de suponer quedé plasmado de alegría, porque nunca me lo había manifestado en esa ni en ninguna ocasión.-

Yo le contesté de inmediato que esa declaración me conmovía y me llenaba de gozo espiritual, porque también tuve el momento más feliz de mi vida cuando ella aceptó pololear conmigo y ese fue el preámbulo amoroso más emocionante que logró sellar para siempre nuestras vidas, porque de ahí para adelante todo ha sido una lucha permanente y juntos pudimos realizar metas y lograr objetivos y también nos dimos cuenta que también sirve el amor para  acompañarnos en el dolor y la angustia que constantemente ronda nuestros cuerpos hasta que nuestros días languidezcan con el atardecer otoñal que todos los años se va acercando con más asiduidad.-

Mirada la felicidad desde el punto de vista afectivo, todas las personas han tenido sus momentos de felicidad, pero, ello no quiere decir que hayan sido felices siempre o lo serán en el futuro.-

Existen seres felices e infelices en las diversas condiciones socio-económicas, geográficas, de edad, religión, sexo, estados mentales y cuando el individuo como parte del grupo al cual pertenece decide aceptar su condición,  su pasado y su presente, está asumiendo la vida tal como es y construye su vida a partir de aquellos parámetros.- Entonces el ser humano es realmente feliz.

Las religiones declaran que cada persona tiene una función específica en el universo y que en el momento que se descubren estas afinidades, es realmente feliz.

La corriente filosófica de Nietzsche  afirma que el hombre no es concebido para la felicidad, sino que está destinado a sufrir y muchas personas sin conocer en profundidad las ideas de este líder del pensamiento humano se adhieren a esta corriente y la practican.-

El concepto de la felicidad es en consecuencia un concepto relativo que debe manejarse con mucha cautela para no cometer errores de generalización que puede ser interpretada equivocadamente para obtener dividendos de distinta especie que no es conveniente ahondar.-

Hay pobres felices y ricos infelices y mirando el problema de sintaxis con toda frivolidad llegaríamos a la conclusión que en más de alguna ocasión hemos tenido algún momento de felicidad.-

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.