Equidad en la diversidad

0
12

Por: Mariana Barros / Head of Innovation & Rum de Diageo Chile.

La inequidad de oportunidades laborales entre hombres y mujeres es una realidad, tanto a nivel global como nacional, que no solo perjudica al género femenino, sino que desde una visión empresarial, entorpece e impide que las empresas crezcan y se desarrollen conforme a los nuevos tiempos. Aprovechar la diversidad como una herramienta de valor en un equipo de trabajo es primordial para avanzar.

Tal y como revelaron las últimas estadísticas de la CMF (Comisión para el Mercado Financiero), el porcentaje de grandes empresas chilenas que se atreve a apostar por la igualdad de género es mínima. Históricamente se ha determinado que ciertos puestos de liderazgo son para hombres, algo completamente erróneo. Sin embargo, compañías como Diageo han adoptado modelos de trabajo más progresistas, dando cátedra de cómo poder sacar provecho de la diversidad e igualdad de género.

Esto ha llevado a Diageo a tener 44% de participación femenina en su directorio mundial. Incluso, en Diageo Chile la composición de género es de 50/50 al igual que en el equipo de liderazgo y este año se ha conformado una red creada por colaboradores de la organización de diferentes áreas, quienes promueven esta importante agenda entre sus equipos, como embajadores de la diversidad.

También ha logrado que la empresa obtuviera el 4° lugar en el Thomson Reuters Global Diversity and Inclusion Index 2018, además de ser destacados en la promoción por la igualdad, y reconocidos en el Bloomberg Gender Equality Index 2018.

El valor que le agrega la diversidad al grupo de trabajo es invaluable. Dentro de la empresa casi el 80% de los empleados globales creen que se aprovecha al máximo la diversidad en formas de pensar, estilos y background de las personas para mejorar nuestro desempeño de negocio.

Lo importante es lograr un equilibrio, donde tampoco se les dé ventajas a las mujeres por sobre los hombres. Hay que entender que en todos los niveles, la diversidad es una oportunidad de aprendizaje, donde los esfuerzos se deben centrar en encontrar al mejor talento disponible, independiente de su origen, género, religión, sexualidad, estilo de pensamiento o etnia. Es el conjunto, y como se trabaja con las distintas habilidades, lo que hará que el equipo crezca, y por ende, la empresa.

Si todas las empresas chilenas interiorizaran que la diversidad es una oportunidad de mejorar el desempeño laboral, probablemente apostarían por cambiar los paradigmas de sus directorios. No se trata de darle la oportunidades a las mujeres por su género, sino de darle la oportunidad a la meritocracia, independiente de quien venga.

 

 

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.