¿Compro o arriendo? Una pregunta frecuente en el mercado de maquinarias

0
11

Por: Fabio Peláez, / Director rental-usados de Finning para Chile y Bolivia

Comprar o arrendar es una disyuntiva en la que habitualmente se debaten los clientes ante la necesidad de contar con una determinada maquinaria, sea para una realizar una faena minera o una obra de construcción.

Si bien, como experto no debemos tomar la decisión, si podemos entregar algunos consejos prácticos que es bueno tener presente.

Lo primero es considerar que la conveniencia entre una y otra opción va a depender de cada caso en particular y para ello es preciso responderse primero algunas preguntas como cuál será el número de horas que la máquina estará en uso; cuál será el plazo de tiempo que durará el trabajo que deseo realizar con ella, o y si es factible volver a emplearla en un plazo relativamente corto en otra obra.

Si su respuesta es que la usará durante un período breve, que no requerirá emplearla demasiadas horas y además es posible que no la vuelva a utilizar hasta dentro de un buen tiempo, sin duda la decisión correcta es optar por el arriendo, éste sería más ventajoso ya que no conllevaría una gran inversión de capital, no debería preocuparse del mantenimiento de los equipos ni de contar con  personal técnico; y algo no menos importante: tampoco debería hacerse cargo del almacenamiento de la o de las máquinas cuando se encuentren en desuso.

Por esa razón, la modalidad de arriendo es una alternativa bastante popular en algunos mercados y en Chile se ha vuelto cada día más relevante.

Pero tan importante como tomar esa decisión -en el caso de optar por un arriendo- es elegir un buen proveedor, considerando que no todos le ofrecerán lo mismo. Desde ya y como primera recomendación el ideal es que la firma en que lo haga cuente con una división de Rental profesional que garantice una flota joven y que se maneje en este proceso.

Una flota joven permite tener una alta disponibilidad de equipos y brinda confiabilidad al cliente al tiempo que permite a la empresa proveedora controlar los costos de mantención, clave en los costos totales del negocio de arriendo y que idealmente deben estar bajo el 20%.

Es muy importante para los clientes arrendar un equipo moderno, de última tecnología y con pocas horas de uso pues lo hace también muy atractivo para sus operadores.  Acá podemos hacer un simil con lo que nos ocurre a todos cuando arrendamos un auto en un aeropuerto, no nos sentimos de la misma manera ni igual de confiados cuando recibimos un auto con 100.000 kilómetros que con uno de solamente 3.000.

En el caso de Finning, su área de arriendos es a través The CAT Rental Store, dónde ofrece una flota donde más del 95% tiene menos de 3 años, lo que se ha logrado gracias al compromiso de la compañía en invertir año a año en ir renovándola para asegurar a sus arrendadores un servicio de la misma calidad que a los compradores.

Su flota se divide, principalmente, en 3 segmentos: construcción/maquinaria, compuesta por tractores, excavadoras, cargadores, motoniveladoras y rodillos, entre otros. Luego el segmento de “Power” o “Generación”, con generadores que van desde las potencias de 13,5 hasta los 1000 KVA. Y, por último, la categoría de equipos complementarios, como compresores, torres de iluminación y plataformas elevadoras, por nombrar algunos.

Entonces ¿compro o arriendo?, la repuesta es depende… y la decisión está en sus manos según sus necesidades.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.