Colaciones saludables para niños en primavera

0
223
Por: María Fernanda Jara, nutricionista Daily Foods

La primavera ya está instalada y empezamos a disfrutar de las agradables temperaturas, así como de la posibilidad de realizar más actividades al aire libre en familia, ya sea salir a caminar, ir a jugar a la plaza, o realizar un picnic en algún parque o cerro cercano.

Las colaciones para los niños, y también para el resto de los integrantes de la familia, son importantes cuando pensamos en pasar una tarde fuera de casa, sobre todo si van a transcurrir más de cuatro horas entre dos comidas principales.  Con la llegada de esta esperada estación del año reaparecen muchas frutas y verduras de temporada, las cuales se recomienda aprovechar como alternativa de refrigerio, ya que son una opción sana, rica, rápida y fresca.

Algunas frutas de esta época del año son: berries, ciruelas, damascos, duraznos, melón, sandía, piña, entre otros. Entre los más populares y consumidos están los llamados berries (frutillas, frambuesas, moras, arándanos y guindas), que son ricos en vitaminas, antioxidantes y fibra, por lo que son una excelente alternativa como colación.  La sandía también es una de las protagonistas de las tardes calurosas que se caracteriza por tener gran cantidad de agua en su composición, además de aportar vitaminas y minerales, por lo tanto es una excelente opción para mantenerse hidratado.

Para aquellos que optan por un sándwich como colación, se recomienda que sea a base de pan integral y que contenga verduras como el tomate, mucho más sabroso en esta estación, lechuga o palta. Otras opciones saludables los son palitos de apio y la zanahoria, o también el clásico huevo duro.

“Los niveles de sobrepeso y obesidad en niños son cada vez más alarmantes en nuestro país, por esto se hace un llamado a los papás a preferir refrigerios saludables, que tengan bajo aporte de calorías y alto contenido de sustancias beneficiosas como vitaminas y minerales”, menciona María Fernanda Jara, nutricionista de Daily Foods. “Las colaciones sólo se justifican cuando van a transcurrir 4 horas o más entre dos comidas, por lo tanto, comerlas cuando no corresponde sólo significa un exceso en el consumo de alimentos durante del día, que llevará a  consecuencias como el sobrepeso”, concluye.

Recordemos que el objetivo de las colaciones es evitar que transcurra mucho tiempo entre dos comidas principales pero que no buscan reemplazarlas. Por esta razón, no deben ser muy calóricas ni abundantes. Se deben evitar todos los alimentos ricos en azúcar, grasas saturadas y sodio, como los snacks dulces o salados, ya que estaríamos promoviendo la creación de hábitos de alimentación poco saludables y el sobrepeso en los niños.

También hay que tener en cuenta que, al poder estar al aire libre, los niños realizan más actividad física, ya sea a través de juegos u otras actividades competitivas.  Por esta razón, y también porque las temperaturas son más elevadas, la correcta hidratación cumple un rol clave. Se deben evitar las bebidas azucaradas como gaseosas o jugos y optar por refrescos sin adición de azúcar como jugos de fruta natural, aguas saborizadas y agua de la llave.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.