¡Atención parejas! si quieren tener un hijo empiecen por dejar el cigarrillo

0
56

Por: Maricela Pino / directora de la carrera de Obstetricia de la U. San Sebastián

  • La aparición de distintos tumores malignos no es el único daño que genera el consumo de cigarro. También, tiene repercusiones irreversibles en el sistema reproductor masculino y femenino.

Fumar es un factor de riesgo para el desarrollo de algunas enfermedades y también causa de mortalidad. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema pulmonar, cáncer de pulmón y de laringe y enfermedades del corazón y cerebrovasculares son algunas de las patologías que aparecen a causa de este hábito. Sin embargo, también afecta la salud sexual y reproductiva, según lo describe la directora de la carrera de Obstetricia de la U. San Sebastián, Maricela Pino.

Su consumo afecta negativamente la fase de excitación en las mujeres, mientras que en los hombres, diversos estudios afirman que la erección al dormir se ve reducida mientras más cigarrillos han fumado durante el día y, a largo plazo, incide directamente en la disfunción eréctil.

“A nivel de salud reproductiva tiene efectos en la fertilidad masculina. Se ha demostrado que los hijos de madres que han fumado al menos 10 cigarrillos durante el embarazo tienen una disminución del número de espermatozoides en el fluido seminal”, explica la matrona.

También en mujeres fumadoras “se ha observado una depleción ovocitaria prematura, es decir, el número de óvulos se pierde más rápido. Asimismo, las que son sometidas a técnicas de fertilización asistida tienen una menor tasa de embarazo”, agrega la profesional.

Otro de los efectos es que tienen una mayor probabilidad de embarazo ectópico, ya que existe un cambio del patrón de motilidad de las tubas uterinas, ralentizando el transporte del embrión. “La mujer que fuma durante el embarazo, tiene mayor probabilidad de presentar un aborto espontáneo. Además, el tabaco repercute directamente sobre el crecimiento fetal y los recién nacidos hijos de fumadoras, pueden pesar hasta 300 gramos menos que aquellas que no lo hacen”, afirma la docente USS.

En tanto, en los hombres fumadores, el tabaco altera la motilidad, forma y número de los espermatozoides, incluso desde la adolescencia. “La nicotina y otros metabolitos han sido detectados en el semen de fumadores y serían capaces de interactuar directamente con los espermatozoides. En estos hombres fumadores algunos reportes indican que la apoptosis (muerte espermática) es mayor”, sostiene la matrona.

Para la especialista USS es importante recalcar que el cigarrillo afecta áreas sensibles de la salud sexual y reproductiva de mujeres y hombres. Por ello, “es fundamental tomar conciencia acerca del autocuidado y tomar medidas que permitan evitar la exposición a tan grave daño”, puntualizó la académica USS.

 

 

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.