Cerca de 2 millones de chilenos no saben que son hipertensos

0
24

La hipertensión no controlada a largo plazo vuelve a las personas menos inteligentes

En el Día Mundial de la Hipertensión el llamado es a medir la presión arterial de manera precoz para detectar esta enfermedad silenciosa, que no presenta síntomas claros y que si no es tratada de manera adecuada puede provocar enfermedades cardiovasculares, como accidentes cerebro vasculares o infartos agudos al miocardio.

Mayo de 2019.- La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad silenciosa, la cual no tiene síntomas claros. Existe un periodo inicial que algunos pacientes presentan algunos indicios, tales como, dolor de cabeza, dificultad para respirar, sensación de cansancio y de abombamiento. “Estos síntomas aparecen dentro de los tres primeros meses de que comienza la presión arterial, luego que pasan esos tres meses el organismo se empieza a acostumbrar y los síntomas comienzan a desaparecer, manteniéndose la hipertensión”, explica el Dr. Pablo Pedreros, cardiólogo del Centro del Corazón de Clínica Santa María.

Si la hipertensión no es controlada aumenta las probabilidades de generar otro tipo de enfermedades, tales como:

  • Infartos agudos al miocardio
  • Accidentes cerebro vasculares (ACV)
  • Afectación renal
  • Daños oftalmológicos

Es más, si la hipertensión no es tratada a largo plazo puede provocar que las personas se vuelvan menos inteligentes. “Si una persona no se trata de presión arterial a largo plazo, puede presentar múltiples infartos a nivel cerebral, lo cual va generando una disminución de la masa encefálica y, en consecuencia, una disminución de la inteligencia. Diversos adultos mayores que tienen demencia senil precoz, muchas veces se deriva de una consecuencia secundaria a una hipertensión que nunca fue controlada”, cuenta el especialista.

La hipertensión arterial es una alteración de los niveles normales de la presión, la cual no debe sobrepasar los 130 milímetros de mercurio a nivel sistólico y 80 milímetros de mercurio a nivel diastólico. En el Día Mundial de la Hipertensión Arterial el llamado es a detectarla de manera precoz. Para esto, solo se debe medir la presión, lo cual se debe realizar en tres momentos diferentes del día, estar en reposo al menos 30 minutos antes, no haber sufrido ningún tipo de estrés (enojo, deporte, etc.) y no tomar café, ni alcohol.

“Es difícil el diagnóstico dado que la mayoría de las veces los pacientes no tienen síntomas o estos son inespecíficos. Muchas veces el diagnostico se realiza en controles de salud o preventivos. Dado esta característica es que toma importancia realizarse controles preventivos frecuentes que permitan un diagnóstico precoz de la hipertensión arterial y otros factores de riesgo cardiovascular”, señala el Dr. Diego Godoy, cardiólogo Clínica Vespucio.

En Chile, según la última Encuesta Nacional de Salud, un 27, 6% de los chilenos tienen hipertensión arterial. De este porcentaje solo un 30% tiene controlada la hipertensión arterial, otro 30% no está bajo un tratamiento adecuado y el porcentaje restante no sabe que tiene esta enfermedad. Es decir, el 10% de la población general (cerca de 2 millones de chilenos) está expuesta a los problemas que causa a largo plazo esta patología.

Factores de riesgo

Existen factores de riesgos que son modificables como la obesidad, el sobrepeso, el sedentarismo, el consumo excesivo de sal y el estrés. En tanto, hay otros que no lo es como el factor hereditario. “En general, una persona que tiene ambos padres que son hipertensos, tiene un 50% de ser hipertensos. Una persona que tiene a los papás hipertensos, si se cuida, si hace deporte, si no sube de peso, va a disminuir la probabilidad de manera importante de ser hipertenso”, cuenta el cardiólogo.

Tratamientos

El Dr. Diego Godoy, cardiólogo de Clínica Vespucio señala que lo importante para tratar esta patología es que se debe comenzar con un diagnóstico precoz.  Una vez realizado, se debe adquirir un estilo de vida saludable y en muchos casos es necesario comenzar con terapia farmacológica, realizar exámenes específicos buscando descartar afectación de algunos órganos y mantenerse en controles periódicos

En cuanto a los cambios de hábito se recomienda:

  • Hacer más deporte: 40 minutos, tres veces a la semana
  • Mantener el peso a nivel óptimo
  • Tener una dieta sana
  • Disminuir el consumo de sal
  • Evitar la ingesta de alcohol
  • No fumar

“En general, el consumo de sal en Chile es de 9 gramos al día, lo recomendable por la OMS es entre 4 a 6 gramos de sal al día. Estamos muy pasados por sobre lo normal. El aumento de consumo de sal diario aumenta los riesgos de tener hipertensión y de producir un accidente cerebro vascular o cardiovascular”, asegura el Dr. Pablo Pedreros.

 

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.