Chile, un país invadido

0
15

Señor Director:

De manera irrefrenable, millones de “migrantes”, tal como fuerzas de ocupación, han invadido Chile. Esto, que en tiempos pretéritos hubiese significado un juicio a las autoridades políticas por traición a la patria y ciertamente, que hubiese generado la reacción de la población –como en la Guerra del 79–, hoy no tan sólo se ha permitido sino que además, se ha promovido.

Las autoridades y las Fuerzas Armadas han sido cómplices de este crimen y el pueblo, el tan ensalzado pueblo chileno, idiotizado al ritmo de la televisión-basura –los “matinales”, los programas de “talentos”, las “teleseries”–, de la pueril prensa, del cabaret deportivo, de las “redes sociales” y de cuanta impostura promueve el sistema, ha sido indiferente.

Todo esto es la expresión clara de la destrucción de la nacionalidad –advertida por Nicolás Palacios y luego, por Miguel Serrano–.

El recambio poblacional ha comenzado. Y es irreversible.

Con justa razón los traidores a la patria hablan del “nuevo” Chile: Nuestros ancestros amaron a Chile y jamás hubiesen permitido la invasión del país y tampoco la proliferación de los anti-valores que hoy dominan a la decadente sociedad chilena de la “diversidad” y de la “multiculturalidad” que avergonzaría al degenerado más repugnante de décadas pasadas.

Por: Rafael Videla Eissmann

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.