Lo que debes saber si sufres malestares después de comer

0
72

Por: Dr. Ricardo Amaya, gastroenterólogo de Vidaintegra.

Cada vez son más las personas que de pronto empiezan a sufrir síntomas de intolerancias alimentarias o alergias. Aunque la mayoría aparecen en los primeros años de vida, pueden surgir en otras etapas de la vida, sin importar la edad o el sexo.  Si has vivenciado en más de una ocasión algún síntoma extraño después de ingerir determinados alimentos presta mucha atención.

Intolerancias alimentarias

Las intolerancias alimentarias son “reacciones adversas del organismo hacia determinados alimentos que no pueden ser digeridos, metabolizados o asimilados completa o parcialmente. Esto se debe generalmente a la falta de enzimas necesarias para la correcta digestión y absorción de un alimento, sin que actúe el sistema inmune”, explica el Dr. Ricardo Amaya, gastroenterólogo de Vidaintegra.

Las más comunes son: intolerancia al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la avena (por contaminación con trigo), la cebada y el centeno; intolerancia a la lactosa, que es el azúcar que se encuentra en la leche; intolerancia a la fructosa, que es el azúcar de las frutas, algunos vegetales y la miel y, por último, intolerancia a la sacarosa, que es el azúcar común de la mesa.

Las intolerancias alimentarias pueden provocar diarrea, estreñimiento, dolor de estómago, reflujo gástrico, gases, dolor muscular y articular. Asimismo, algunos trastornos neurológicos como dolor de cabeza, migrañas, vértigo y mareos. Y aunque suelen aparecer más frecuentemente en personas que padecen alergias alimentarias y no intolerancias, problemas como el asma, la rinitis, la sinusitis o dificultad respiratoria también podrían hacerse presentes, al igual que afecciones a la piel como acné, eccemas, urticaria y picor.

Alergias: el ataque del sistema inmunitario

Una alergia alimentaria, en cambio, se produce cuando el sistema inmunitario del organismo interpreta que determinado alimento es un invasor. Por ello, sobre reacciona, liberando una serie de sustancias químicas, como la histamina, que pueden ocasionar “enrojecimiento de piel y picazón. En los casos más graves puede generar dificultad respiratoria severa, opresión de garganta, vómitos y hasta fallecimientos, afortunadamente no son los de mayor frecuencia”, afirma el especialista.

Entre los alimentos más alérgenos están los frutos secos, en especial el maní; mariscos, pescados, crustáceos (langostinos, camarones, cangrejos y langostas), huevo, soja, etc.

El facultativo señala que no todas las manifestaciones gastrointestinales son alérgicas. “Lo más importante es hacer un buen diagnóstico, es muy frecuente recibir un paciente muy sintomático refiriendo que se «intoxicó» con tal o cual comida, y  en realidad era una infección o sencillamente una  intolerancia a uno de sus componentes”.

Cuándo ir a un Servicio de Urgencia

En algunas personas, una alergia alimentaria puede causar una reacción alérgica grave llamada «anafilaxia». Algunos de sus síntomas son:

  • Opresión y estrechamiento de las vías respiratorias.
  • Inflamación en la garganta o sensación de nudo en la garganta que dificulta la respiración.
  • Choque con descenso grave de la presión arterial.
  • Pulso acelerado.
  • Mareos, aturdimiento o pérdida del conocimiento.

Ante cualquiera de estos síntomas no dudes en acudir a un centro de urgencia, ya que pueden causar un coma e incluso la muerte.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.