LA SOCIEDAD CHILENA A LA ESPERA DE UN CAMBIO

0
7

Por: Fernando Pérez G. / Profesor

Los hechos que han ocurrido en nuestro país a propósito de las permanentes convocatorias a movilizaciones masivas de la ciudadanía en torno a diferentes motivaciones, están dejando un sabor amargo en el consciente colectivo de nuestra sociedad, si bien, las protestas y marchas son un derecho inalienable en una sociedad democrática, también es cierto que deben desarrollarse en un marco de respeto, sin afectar el bien común.

Mucho se ha dicho en torno a las responsabilidades de quienes convocan o a quienes autorizan, sin embargo al hacer la raya para la suma , el resultado siempre es , muerte, heridos , daños a la propiedad privada, pública y alteración de la paz ciudadana.

En el análisis periodístico, de las ciencias políticas y de sociólogos, se dan múltiples interpretaciones a estos acontecimientos sociales. Vemos a las autoridades responsables de preservar el orden público dando sus argumentos, justificaciones y fundamentos de las decisiones administrativas , todas ellas en el marco de la legalidad, que justifican autorizaciones y actuaciones de las instituciones que deben velar por el orden público, como también vemos a los responsables de las convocatorias argumentando fundamentos y señalando claramente que la responsabilidad es de otros. O son la fuerza pública encargada de prevenir, disuadir o actuar directamente ante la alteración del orden público los responsables o son un grupo descontrolado fuera de contexto que provocan daño, muertes y lamentables conductas condenables por toda la ciudadanía.

Es hora de que este círculo vicioso termine para dar la paz y tranquilidad que nuestra sociedad necesita, esto no se logra por decreto, solo en la medida que  se recobre la justicia social, que los actores políticos cambien su actuar que la ciudadanía aborrece, como la corrupción, cohechos , sobornos y dejen de ser serviles a los grandes intereses económicos de nuestro país, así como también se haga justicia con nuestros pueblos originarios, terminen los abusos con las AFP que tienen a nuestros adulto mayores sumidos en la degradante pobreza, cuando exista un verdadero cambio radical del estado de cosas que ocurren en nuestro país, recién podremos pensar que podemos vislumbrar un futuro esplendor en nuestra patria.-

Es deber de todos tomar conciencia del real estado de nuestro país , y realizar un aporte importante que pasa por cambiar a quienes hoy son cómplices de tanta barbaridad ocurrida en el sistema político usando la única herramienta que no distingue, profesión, status social, ni religión , en que todos tenemos el mismo valor frente a las urnas y empezar en la próxima contienda electoral para que elijamos a los y las más probos  que den garantía de honestidad, compromiso social y de cambio en nuestra sociedad, deberemos tener la capacidad de distinguir a quienes realmente serán un aporte comprometido a los cambios que Chile necesita , el primer paso se debe dar en la próximas elecciones municipales , para que después pasemos a la segunda etapa en que deberemos depurar nuestro sistema político regional y nacional ,de igual forma y de manera imperativa, esta tarea importante le corresponde a las familias, el núcleo más importante de nuestra sociedad y al sistema educativo en fomentar la educación cívica y valores como el respeto al prójimo,  honestidad, solidaridad y el amor a la vida en un marco de buscar siempre el bien común a través de nuestra actos , conductas cotidianas que permitan reconstruir una sociedad en que nos enorgullezcamos  pertenecer.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here