EL METRO HA MEJORADO LA CALIDAD DE VIDA DEL CIUDADANO CHILENO.-

0
19

Por: Hugo Pérez White

Estaba viviendo en Santiago cuando empezaron los movimientos de tierra en toda la Alameda Bernardo Ohiggins que indicaba que empezaba la construcción de la línea 1 del Metro y que provocó la ira de muchos comerciantes que veían con espanto la baja considerable de sus ingresos por la dificultad de los clientes habituales que no podían llegar a los lugares que por años estaban acostumbrados a hacerlo y también recrudecían  los accidentes de personas que caían a los socavones de tierra desplegado en largos tramos sumándose a este cambio de vida, los accidentes de vehículos que caían a las  zanjas ocasionando graves accidentes.-

El tiempo pasa inexorablemente y hace olvidar todas las dificultades que el progreso trae consigo.-

El Metro siguió avanzando y de esos años inolvidables sólo quedan los recuerdos.-

Cuando se inauguró el recorrido de la línea 4 del tren subterráneo, los habitantes de La Florida  estaban contentos porque ahora se terminaban los viajes en micros hacia el centro de la capital y recuerdo que durante ese día domingo se ofrecían viajes gratis a quienes quisieran conocer por dentro la estación y los carros acondicionados para comodidad de quienes los utilicen.

Y así de a poco y por tramos fue alargando su recorrido y  hoy tenemos uniones por varias comunas incluso para llegar a Puente Alto, adelanto que nunca hubiera imaginado que iba a suceder.

 Ahí está  altivo y desafiante el Metro que cruza  ciudades trasladando millones de personas diariamente CON SUS TREINTA MIL METROS DE LÍNEAS que soportan el continuo ir y venir de los vagones llenos de pasajeros  que ven en este medio de locomoción eficaz medio para trasladarse por distintos puntos de las ciudades subterráneas.-

 Qué lindos recuerdos tengo de mis placenteros viajes  que realizaba diariamente en el metro cómodamente sentado y con la mirada fija en los edificios que iban pasando uno a uno y que se iban plasmando en mi memoria, hasta que llegábamos a la Plaza Baquedano y  abordaba otro tren que me llevaba a Providencia, donde estaban los médicos a quienes periódicamente visitaba.-

El Metro fue cambiando la calidad de vida a millones de personas y poco  a poco los gobiernos fueron poniendo énfasis en los deseos de las comunas más alejadas del centro de la capital e importaron vagones con aire acondicionado que hizo más cómodo su uso.-

Atraído por la pasividad de sus habitantes, los atardeceres multicolores que adornan sus cielos y el paso constante de los vagones que se cruzaban en su camino, me hicieron estimular mis ansias de ubicar en esa comuna un lugar para vivir mientras el tiempo me lo permitiera y así fue como el Metro se convirtió en mi amigo y me hacía soñar en un futuro lleno de esperanzas alentadoras.-

Ahora, mirando el cielo patagón desde mi hamaca del silencio, cierro mis ojos ya cansados y veo pasar  como imágenes furtivas, al tren de mis recuerdos que llenan mis esperanzas de vida.-

El Metro seguirá por mucho tiempo movilizando a generaciones futuras que verán en el serpentear iluminado de sus carros multicolores, la visión de un futuro grandioso y desarrollado para este país que día a día lucha por ser grande entre los grandes.-

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.