Día Internacional del Niño Prematuro. La cifra de prematuros en Chile va en aumento

0
422

Por: Dr. Eduardo Ahumada, Médico Coordinador de la Unidad de Paciente Crítico Neonatal de Clínica Ciudad del Mar.

Se entiende por “prematuro” a todo bebé que nace antes de las 37 semanas de edad gestacional, y “prematuro extremo” cuando nace con menos de 32 semanas de gestación o menos de 1,5 kg de peso.

Según cifras de la rama de Neonatología de la Sociedad Chilena de Pediatría, en Chile cada año nacen más de 240.000 niños, de los cuales un 2% nace con menos de 32 semanas de gestación y pesa menos de 1,5 kg. y las cifras van en aumento.

En las últimas décadas, han cambiado significativamente las condiciones de los nacidos vivos, debido a diversos factores, tanto sociales como biológicos, como por ejemplo, la postergación de la maternidad y la situación socioeconómica; cuando la madre es muy joven o mayor de 40 años; cuando su nutrición es deficiente o -por el contrario- tiene obesidad; cuando existen patologías maternas mal controladas, como hipertensión o diabetes; baja escolaridad; falta de control prenatal y migrantes que provienen de lugares con una deficiente salud pública.

El nacimiento de un niño prematuro es el comienzo de un largo y muchas veces difícil recorrido, tanto para el hijo como para sus padres, durante el cual necesitarán el apoyo de todo su entorno. Es por esto que cada 17 de noviembre se conmemora el Día Internacional del Niño Prematuro.

Este tipo de iniciativas pretende informar y prevenir sobre esta problemática de salud, dado que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), constituye la principal causa de mortalidad neonatal y la segunda causa de mortalidad infantil en el mundo. Por su parte, el objetivo también es reconocer y valorar la labor que desempeñan los profesionales de la salud y el enorme rol de los progenitores.

Cuidados esenciales que debe recibir un bebé prematuro

El Dr. Eduardo Ahumada, Médico Coordinador de la Unidad de Paciente Crítico Neonatal de Clínica Ciudad del Mar, explica que “los cuidados van a depender de cuán prematuro sea el bebé, y deben aplicarse desde el preciso momento del nacimiento, recibiendo al bebé una cuna especial que pueda mantener la termorregulación, adicionalmente se debe fomentar el apego lo más pronto posible, según las condiciones del bebé, y apoyar el Inicio precoz de la lactancia materna, fomentando el vínculo del binomio madre hijo”.

En el caso de un prematuro extremo, es importante tener una Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) Neonatal completamente equipada, con personal altamente capacitado para solucionar los problemas inherentes de la prematures, como problemas respiratorios, infecciosos, neurológicos, nutricionales, además de coordinar estrictos controles con oftalmología y cardiología, agrega el Dr. Ahumada.

La Clínica Ciudad del Mar cuenta con una Unidad de Paciente Crítico (UPC) Neonatal, la que permite brindar una atención integral a los niños que nacen con complicaciones de salud, dado que cuenta con un equipo de profesionales especializados, y dispone de todo el equipamiento necesario para atender afecciones del recién nacido y apoyar procedimientos quirúrgicos.

“Contar con una UPC Neonatal es una gran ventaja, ya que entrega confianza y seguridad a toda madre y familia que va a tener a su bebé, considerando que si existe algún problema al momento del nacimiento, contamos con un equipo humano, profesional y técnico de excelencia”, asegura el especialista.

Es fundamental realizar un seguimiento a los niños de alto riesgo, es decir, conocer cuál es su calidad de vida y las complicaciones que acompañan a los recién nacidos que han sufrido una intervención de impacto en su período neonatal.

 

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.