Combatir las polillas en los alimentos durante este verano

0
724

El fenómeno es producido principalmente por el aumento de las temperaturas en esta época del año.

Durante el verano muchos chilenos logran percatarse que en diversos lugares que habituamos diariamente pueden alojarse pequeños insectos, cuya presencia puede desagradar a más de una persona. Hablamos de las polillas y sus larvas.

La “Plodia Interpunctella”, más conocida como la polilla de los alimentos, cuando se encuentra en estado de larva puede perforar paquetes de papel, cartón y plásticos, haciendo pequeños orificios para ingresar al producto y alimentarse. Esta especie comúnmente se alimenta de harinas, arroces, legumbres, cereales, condimentos, frutos secos e incluso chocolates, por lo que al verlas en estos alimentos no solo puede generar desagrado y susto, sino también, preocupación.  Sin embargo, las larvas de polilla  no son tóxicas y no causan ningún peligro para la salud de las personas.

Detectar una larva en este tipo de alimentos, es indicio de una contaminación muy reciente de 10 a 15 días, pues el ciclo completo de huevo a polilla no supera los 30 días en los meses de mayor temperatura.

El entomólogo Alfredo Ugarte, “El Bichólogo”, entrega los siguientes consejos para evitar y combatir esta plaga que aumenta durante el verano:

 

¿Cómo evitar que esta plaga

ingrese a los alimentos?

¿Cómo combatir estas larvas

en los alimentos?

Si ves pequeñas polillas revoloteando por tu hogar debes aumentar las precauciones para mantener lejos de tus alimentos a estos indeseables invitados.

 

1.      Lo primero es mantener la despensa o lugar donde almacenes tus alimentos siempre limpios, aspirando con mayor frecuencia hasta el último rincón de la despensa.

2.      Procurar ir utilizando los alimentos más antiguos que estén en la despensa, ya que si hay presencia de larvas, ellas podrán perforar bolsas, cartón o plástico que contengan alimentos.

3.      Es muy recomendable traspasar los alimentos (arroz, legumbres, avena, frutos secos, harinas etc.) a frascos de vidrio o plástico duro.

1.      Vaciar la  despensa y limpiar profundamente con aspiradora todas las grietas y rincones de la despensa.

2.      Luego debemos revisar los alimentos y envases para detectar si hay otros alimentos comprometidos en la contaminación y así eliminar todos los productos involucrados.

3.      Para no perder los productos, considerando que la contaminación no es tóxica, puedes lavarlos y limpiarlos meticulosamente, en ese caso recomendamos su uso inmediato, de lo contrario deberás secarlos para mantenerlos en óptimas condiciones.

4.      Otra opción es ingresar los alimentos al congelador por 30 minutos,  ya que con ello se eliminan los huevos  y todo tipo de restos que podrían haber quedado en los alimentos.

5.      Recomendamos evitar almacenar productos en bolsas de plástico o papel y traspasarlos a envases de vidrio o plástico duro.

 

 

Para más información, Empresas Tucapel inició una campaña de educación a través de la página web www.cuidomidespensa.cl, con el fin de informar a la comunidad sobre ésta y otras temáticas cotidianas que pueden afectar a los alimentos que consumimos a diario.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.