Más de 400 internos pasaron de curso en la cárcel de Valparaíso

0
85

Al interior del recinto penal porteño funcionan tres establecimientos educacionales.

En toda la región 1620 privados de libertad se inscribieron a principios de año en alguno de los establecimientos educacionales existentes al interior de los recintos penitenciarios para continuar con sus estudios. De ellos, 420 asistieron este lunes  a la ceremonia de licenciatura realizada por el colegio Juan Luis Vives en el Complejo Penitenciario de Valparaíso.

Dada la elevada cantidad de alumnos, se realizaron dos ceremonias, donde los reclusos estuvieron acompañados por sus familiares. La primera de ellas, iniciada a las 10:00 horas, contó con la presencia del director regional de Gendarmería, coronel Álvaro Rivera Andrade, y el jefe de la unidad, coronel Manuel Palacios Marchant.

En la oportunidad el coronel Palacios destacó la importancia de la educación en el proceso de reinserción del recluido.

“Tenemos una gran cantidad de internos que está terminando sus estudios, tanto de enseñanza básica como media y técnico profesional. Estamos súper contentos de que estén egresando porque la educación es una variable que nosotros consideramos de manera muy seria. Cada uno de los pasos que ejecuta Gendarmería está orientado en lograr la reinserción”.

Por su parte el director del colegio, Orlando Álvarez, detalló que: “Hemos distinguido a los que egresan de educación básica y educación media. El total de egresados son 420 alumnos, de los cuales 130 corresponden a básica y 290 a media. Dentro de la media hay 68 alumnos de técnico profesional, en servicio de alimentación colectiva”.

El colegio, uno de los tres que existe en el recinto penal,  funciona desde la inauguración del Complejo, en abril de 1999. Para el próximo año, afirma el director, esperan ampliarse. Esto mediante la construcción de un segundo piso en las dependencias del taller de gastronomía, ubicado en el módulo 106.

EL INICIO DE UN CAMBIO

Pese a tener 56 años Erika Baxman decidió retomar el colegio y durante la ceremonia recibió el certificado que acredita que terminó octavo básico.

“Nunca es tarde para estudiar ni para aprender. A veces cometimos el error de estar privado de libertad, pero aquí se nos da todo el apoyo, tanto para las mujeres como para los hombres, de poder sacar una profesión, de poder trabajar. Le quiero dar este orgullo a mi esposo que ya no lo tengo y a mis hijos. Es una bonita experiencia, nunca es tarde para seguir estudiando”.

Francisco Díaz, a sus 36 años, logró aprobar cuarto medio. El interno del módulo 103 afirmó que: “Fue una buena oportunidad que aproveché. No se me hizo tan difícil reincorporarme al colegio. Ahora que estoy con los pies bien puestos en la tierra, y pensando de otra manera, me gustaría estudiar (en la universidad). Le prometí a mi madre que iba a sacar el cuarto medio y le cumplí y le entregué el certificado”.

Se espera que en los próximos días se efectúen las ceremonias de los otros once establecimientos educacionales que funcionan en los recintos penitenciarios de la región, además de cerrarse el año académico de los 37 alumnos de la carrera de técnico en administración logística, la cual es impartida por la Universidad de Playa Ancha.

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.